Twitter: Lo que hay detrás de un FollowFriday

Posted on 15 marzo, 2012

0


De entre las muchas cosas que se pueden hacer en la red social de microblogging, yo destacaría dos, crear comunidad y obtener información relevante en tiempo real, y, por otro lado, de entre las acciones de los usuarios de esta red social cabe destacar los #FollowFridays, forma en que los tuiteros recomendamos a otros usuarios relevantes para nosotros cada viernes.

Esta acción comenzó a realizarse en el año 2009, de la mano de Micah Baldwin(@Micah), el primer usuario que usó los FollowFridays para recomendar a sus contactos. Como todos sabeis, ahora usamos un hashtag (#), lo que ha variado desde su uso originario, sino que, simplemente, Micah tuiteaba las palabras Follow Fridays junto a los usuarios que quería recomendar, sin almohadilla, siendo los mismos tuiteros los que modificaron la forma de utilizarlo.

Estas recomendaciones son muy útiles para todos aquellos usuarios que empiezan a utilizar Twitter, ya que les da una pista de a qué usuarios seguir, y, a la vez, ayudan al resto de usuarios a identificar los mensajes de interés vertidos a la red social.

Ahora bien, ¿sabemos hacer un FollowFriday?

La mayoría de nosotros añadimos en un mensaje los nombres de aquellos a quienes queremos recomendar y seguidamente escribimos el hashtag, aunque, de esta forma, solo es visible para quienes mencionamos, no cumpliendo la función de que otros vean a quién queremos recomendar. Para hacerlo bien, lo mejor es escribir antes del nombre de los tuiteros algo que sea visible para todos, seguidos de los nombres de usuarios y el hashtag al final.

Con mucha frecuencia damos los #FF a usuarios que nos lo dan a nosotros, por cortesía profesional, pero, ¿es realmente correcto hacer esto?, ¿debemos dar nuestros FollowFridays solo porque nos lo hayan dado a nosotros antes?

Debido a la necesidad de ser correctos y de la reciprocidad, por supuesto que sí, hay que seguir la máxima de “devuelve lo que consigas multiplicado por diez”, de lo contrario estaremos muy mal vistos por no ser correctos en el trato.

Pero, por otro lado, el prestigio, la reputación, la profesionalidad y, por qué no, el sentido común, pueden decirnos lo contrario: si no conozco a un usuario, si no conozco su trabajo y no sé si es o no un buen profesional ni si aporta valor, ¿cómo lo voy a recomendar? Una recomendación es algo muy serio. Recomendar a alguien puede ser un riesgo  para nuestra reputación como profesional, por lo que, en este sentido, tal vez no es adecuado dar un #FollowFridaysback.

Además, os pregunto, ¿siempre que dais un #FFback a un usuario seguís a ese usuario?

Tampoco es muy ético recomendar a alguien si no lo seguimos nosotros. ¿Cómo podemos recomendar seguir a alguien si nosotros no lo hacemos? Lo mejor es, cuando recibimos un FollowFriday es mirar su TimeLine, ver su actividad, y, si realmente nos resulta interesante y de valor, seguirlo y recomendar a otros usuarios que también lo hagan.

¿Y tu que piensas? ¿Qué es más profesional, dar FF back simplemente por reciprocidad o hacerlo sólo como recomendación profesional?

Fuente: http://www.puromarketing.com/

Posted in: Social Media