Seguir o no seguir a nuestros seguidores en Twitter, esa es la cuestión!

Posted on 12 marzo, 2012

0


Las empresas saben de sobra que Twitter se ha convertido en una herramienta realmente útil para llegar a cientos de consumidores y potenciales clientes. Pero muchas se preguntan ante los mecanismos y hábitos extendidos dentro de esta red social, si realmente es necesario seguir a todas las personas o usuarios  que nos siguen.
Si lo llevamos al terreno lo de los negocios las cosas se complican un poco más puesto que las empresas tienen que decidir si es prudente o no seguir a todas las personas que las siguen a ellas. Hay opiniones dispares en este tema tal y como nos muestra un interesante artículo en Mashable.
En este sentido, Sheena Medina, community manager de Fast Company, que opina que no podemos caer en la trampa de la “cortesía”, es decir, seguir a alguien que nos sigue como muestra de agradecimiento.
Medina pone como ejemplo la cuenta de Twitter del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Su cuenta actualmente tiene 702.586 seguidores, una de las que más tiene en la red social. El problema es que tener todos estos seguidores satura la cuenta de tweets y eso tampoco es bueno. Pero el daño ya está hecho puesto que deshacerse de todos esos seguidores de golpe sería muy negativo para la imagen del presidente, por lo que los administradores tienen que reducir muy lentamente los seguidores con el fin de mantener la imagen del presidente intacta.
Por otra parte, si no seguimos a los que nos siguen resultará imposible establecer una comunicación directa y privada, por lo que estaremos desperdiciando sus capacidades y el potencial como canal de atención al cliente altamente efectivo.
Para Laura Fitton, perteneciente a la empresa HubSpot y autora de “Twitter for Dummies”, no seguir a tus seguidores puede generar una percepción confusa, ellos pueden entender algo parecido a “gracias por tu apoyo pero no eres lo suficientemente importante como para escucharte por un canal privado”.  Fitton afirma que ella trata de responder a la mayoría de los comentarios y menciones siempre que le resulta posible, además de a las menciones y retweets.
Otros sin embargo, utilizan un planteamiento intermedio. Es decir, seguir sólo a aquellos seguidores que suelen mostrarse fieles, activos y realmente participativos. Aquellos que habitualmente suelen compartir o ‘Re-Twitear’ los contenidos, y que pueden ser considerados como seguidores o usuarios potencialmente evangelistas.
Estos testimonios nos indican claramente que la clave es la autenticidad. Lo importante no es seguir o no a todo el mundo sino que si lo hacemos sea de una forma lógica, mostrando nuestro interés y demostrando que es una persona la que está al otro lado.
Si decidimos no seguir a todo el mundo, la recomendación es desarrollar una estrategia clara al respecto, así como conocer las necesidades de nuestra audiencia y el tipo de contenido que pueden resultar interesantes o relevante para generar un mayor impacto, repercusión en el hábito de ser compartidos.

Fuente: http://www.puromarketing.com

Anuncios
Posted in: Social Media