20 cosas que hemos aprendido del dinamismo del Social Media

Posted on 8 marzo, 2012

0


Dinamismo del social media  y crecimiento vertiginoso de la penetración del fenómeno social en  nuestros hábitos y costumbres lo que, analizado desde una perspectiva más vinculada a la economía y, habida cuenta la debacle de los sistemas por la que transitamos en la actualidad, nos ha situado ante un nuevo momento histórico en el que las sociedades deben aceptar el cambio y proceder a su reinvención.

El Social Media no es sólo un fenómeno vinculado con el marketing y las empresas. El fenómeno social representa una nueva forma de vida. Nuevas unidades productivas conformadas en comunidades eficientes y en búsqueda permanente de oportunidades y necesidades ajenas.

Emprendimiento, los negocios online, la construcción de marca, la influencia, la reputación online, la calidad de los contenidos y la capacidad para demostrar constancia, compromiso y honestidad, son claves hoy para hablar de empresas exitosas.  ¿Qué lecciones nos ha dejado el social media durante este ciclo que inicia su proceso de maduración?

  • La forma en la que percibamos los cambios es determinante para la supervivencia
  • Los procesos productivos se incrementan en relación directa con el crecimiento y penetración de la conectividad permanente y global
  • Crear empresa es hoy una de las acciones más complejas que existen la cantidad de áreas y elementos que deben interactuar de forma cohesionada para alcanzar lo que se define como “satisfacción del cliente” es de tal magnitud, que sólo a través de la creación de equipos de trabajo eficientes, se puede lograr el crecimiento a través de las accione en el social media.
  • La producción sin esfuerzo hoy, no existe. Los modelos productivos basados en la especulación han dejado de tener valor hoy, o podemos demostrar cuán competitivos en nuestros “valores” podemos llegar a ser, o el social media nos expulsará para siempre del paraíso
  • La nueva empresa se centra cada vez más en la tercerización de servicios, especializados y complejos, que son encargados a otras influencias construidas desde el talento.
  • El proceso creativo es el motor de las marcas sociales. La capacidad para mantener la innovación, la creatividad y los niveles de calidad, marcan una diferencia competitiva que reporta beneficios indiscutibles para las marcas. ¡La creatividad hoy nos acerca al ROI!
  • La apertura al aprendizaje permanente ha dejado de ser una opción. Las marcas tienen la responsabilidad de “formar” a sus clientes, internos y externos, pero también, tienen que ser capaces de aprender de sus errores y aceptar que, lo que necesita el otro, es la razón de ser de su empresa. ¡Todo un ejercicio!
  • La acción social es simplemente indispensable para formar vínculos desde el conocimiento y reconocimiento mutuo.
  • Las posibilidades para formarnos y capacitarnos en áreas específicas de nuestro mercado o industria están ahí, al alcance de un clic. La clasificación de “experto” o “talento” únicamente es posible si somos capaces de demostrar nuestra evolución. ¡Debemos formarnos siempre, ahí se construye nuestra influencia!
  • Las relaciones sociales no son fáciles, es ahí donde radica el principal desafío del fenómeno social, la capacidad de las marcas par adaptarse a los procesos complejos e intangibles derivados de las relaciones humanas, marca una ventaja competitiva esencial en la búsqueda de las emociones de los clientes.
  • Las jerarquías han muerto. Hoy los equipos de trabajo se conforman a través de la unión de talentos, los jefes de antaño son líderes y formadores hoy.
  • De igual forma, los organigramas modifican estructuralmente sus paradigmas. Hoy, el máximo poder no implica conocimiento.
  • La clave del éxito está hoy en las marcas que son capaces de establecer conexión entre lo que dicen y lo que hacen, es en el”hacer” donde radica el desarrollo y la consolidación de un modelo productivo sólido y en constante crecimiento.
  • La empresa tradicional ha dejado de existir. Delegar y confiar son hoy, acciones obligadas para la creación de equipos.
  • A mayor conectividad, mayores oportunidades de crecimiento. Lo que no requiere mucha más explicación, sumando conocimientos nos hacemos más fuertes.
  • Publicidad tradicional y televisión, transitarán el camino hacia lo social de la mano de un profundo cambio de paradigmas derivados de la transformación cultural por la que transitamos.
  • La co-creación es el eje central del crecimiento. Sólo a través de ella conformamos el círculo virtuoso de la innovación, de la que surgen nuevos productos, procesos, herramientas, funcionalidades, etc.)
  • El social media nos permite crecer, sólo si trabajamos arduamente y desde la honestidad. La marcas que buscan el crecimiento rápido, la obtención de un ROI exacto y un aumento en sus cifras finales de ventas, están abocadas al fracaso, hoy, ser social implica contar con un horizonte temporal de largo plazo en el que lo que construimos, es nuestra influencia.
  • La empresa no es sino para servir a una necesidad. Atrás quedan conceptos como especulación y beneficios inmediatos, con lo único que especulamos hoy, es con el ensayo-error a través del cual buscamos impactar en las emociones de nuestros clientes. Los beneficios, como las relaciones, se construyen a largo plazo.
  • Finalmente, el social media nos ha situado ante nuestros grandes pecados capitales, somos y no podemos negarlo, envidiosos, codiciosos, soberbios, mentirosos, perezosos, etc., lo que deriva en una pérdida de oportunidades y eficiencia en los procesos que no podemos permitirnos. Las máquinas hicieron su proceso de humanización, aunque ahora exigen a cambio que nos comprometamos, de verdad, con el crecimiento.

Uno más para finalizar… no seamos vanidosos, siempre nos falta algo por aprender, siempre debemos ser capaces de escuchar, siempre tenemos que ponernos en el lugar del otro… el social media nos busca por nuestras virtudes, ¡Ya sabemos lo que pasa cuando salen nuestros “pecados”!

Fuente: http://www.puromarketing.com/

Anuncios
Posted in: Social Media