Consejos para ser un buen Community Manager y no morir en el intento

Posted on 23 febrero, 2012

0


Según Aerco, un Community Manager es “aquella persona encargada/responsable de sostener, acrecentar y, en cierta forma, defender las relaciones de la empresa con sus clientes en el ámbito digital, gracias al conocimiento de las necesidades y los planteamientos estratégicos de la organización y los intereses de los clientes…” esto implica que ha de ser una persona responsable, que debe conocer bien a su empresa y mediar entre ésta y sus clientes, todo ello en el medio online, el cual posee la virtud de estar abierto las 24 horas… Para que puedas ser capaz de llevar a buen término este elevado grado de funciones sin que perjudiquen irremediablemente tu salud física y mental, conviene que pongas en práctica estos sencillos consejos:

Ha de existir una estrategia real de Socialmedia, debidamente planificada. Pese a tratarse de una tarea propia del Socialmedia Manager, eres tú como Community Manager quien la ha de poner en práctica, por ello realiza un análisis previo de la situación global, marca un objetivo tangible, establece un plan de contenidos y por supuesto, cómo ha de ser la gestión de los resultados los datos recogidos.

Desarrolla un plan de acción, definiendo unos protocolos de actuación en cada caso, siguiendo siempre las indicaciones marcadas por la estrategia de social media. Es importante que establezcas un plan de contenidos objetivo, que plantee hipótesis reales, olvídate de las situaciones idílicas, donde los clientes están deseando acceder a su perfil de Facebook para alabar las bondades de tu producto, o tus twist promocionales llegan a ser trending topic.

Sé previsor. Tú mejor que nadie conoces el comportamiento de tu público objetivo en las redes sociales, por ello, anticípate a la reacción de tu comunidad, en lugar de esperar a que se declare el incendio, en cuanto veas que prende la primera llama, intenta apagarla de inmediato, gestionando lo mejor posible la situación (te será de gran ayuda disponer de unos protocolos adecuados, como comentábamos en el punto anterior), no dejes que el fuego se propague por toda la red.

Utiliza únicamente herramientas clave, eficaces y esencialmente necesarias. Existen infinidad de herramientas, aplicaciones y utilidades para redes sociales, desde completas herramientas de monitorización y analítica, que te aportan datos imprescindibles para realizar tu labor, hasta aquellas que te clasifican a tus fans por colores, olores y sabores… No inviertas tu precioso tiempo en averiguar datos que nunca vas a analizar, centra toda tu atención en aquella información realmente relevante para tu estrategia.

Efectividad, lo que no es lo mismo que horas de dedicación. Gestiona tu tiempo, divide tu horario en períodos concretos y márcate objetivos asumibles para cumplir en cada plazo. Establece una serie de tareas para realizar únicamente a primera hora de la mañana, como pueden ser las relacionadas con la revisión del correo electrónico y revisión de la actividad generada durante la noche anterior; dedica la parte central del día a aquél tipo de acciones que precisan de mayor actividad, rapidez de respuesta y monitorización constante y dedica el período final del día a evaluación y análisis. Intenta ceñirte a tu distribución temporal personalizada en la medida de lo posible, de este modo aumentará tu concentración y con ello tu grado de eficiencia.

¿Te han parecido útiles estos consejos? Me gustaría conocer tu experiencia ¿qué acciones pones en práctica para que tu trabajo como Community Manager no acabe contigo? Te invito a dejar tus comentarios.

Fuente: http://www.puromarketing.com/

Anuncios
Posted in: Social Media