Cómo evitar el síndrome del community manager “quemado”

Posted on 17 febrero, 2012

0


En la red hay infinidad de artículos sobre las tareas del community manager, convertido en el profesional de moda por obra y gracia de las redes sociales. Sin embargo, hay algo de lo que habitualmente no se habla: del lado oscuro del community management. Aunque a priori pueda parecer una profesión de lo más “cool”, lo cierto es que los community managers también padecen el síndrome de burnout. Es decir, que a menudo también se sienten “quemados” en su trabajo. Para evitar ser pasto de las “llamas” en esta profesión, PR Daily recomienda seguir los siguientes consejos:

1. Poner límites
El community manager debe ponerse límites a sí mismo y a su comunidad. Para ello, debe responder a preguntas como las siguientes:
– ¿Cuándo es el momento de estar “on” y “off” como community manager?
– ¿Cada cuánto tiempo hay que revisar las redes sociales?
– ¿Cuál es la prioridad de cada una de las plataformas sociales en el trabajo del community manager?
– ¿Qué herramientas hay que elegir para monitorizar las redes sociales?
Si el community manager no se pone límites ni a sí mismo ni a su comunidad, es muy probable que acabe trabajando las 24 horas del día durante los 7 días de la semana. Y de esta manera es casi imposible no volverse loco.

2. Encontrar las herramientas adecuadas
Para ahorrar energía física y mental, el community manager debe buscar herramientas que le ayuden a realizar su trabajo de manera eficiente. Herramientas como UberVu o ViralHeat proporcionan al community manager analíticas en tiempo real y un escritorio desde el que monitorizar todas las métricas generadas por la comunidad. Cuando el community manager es responsable de comunidades online de grandes marcas suele disponer de herramientas propias para realizar todas estas tareas, pero para las pequeñas y medianas empresas UberVu y ViralHeat son una buena solución para centralizar todo el trabajo.

3. Relacionarse con otros community managers
Para un community manager es importante estrechar lazos con sus propios colegas de profesión. Una buena forma de estrechar lazos con otros community managers es asistir a congresos y conferencias especializadas, pero también participar en chats online. En Twitter, por ejemplo, hay un chat para community managers (#CmgrChat), cuyos miembros se reúnen todos los miércoles.

4. No perder la perspectiva
Aunque a algunos community managers pueda parecerles una auténtica “hecatombe”, lo cierto es que el mundo no se acaba por permanecer desconectado durante unas horas de las redes sociales. La comunidad seguirá siéndole fiel si se ausenta durante unos días y le perdonará también si sus respuestas no son instantáneas.

Fuente: http://www.marketingdirecto.com/

Anuncios
Posted in: Social Media