¿El estrés digital nos hace olvidarnos de vender?

Posted on 8 febrero, 2012

0


Actualmente gran parte de las ofertas de trabajo se concentran en dos sectores: ventas y tecnología. En el caso de las ventas, una parte de la demanda de trabajo está producida gracias al estrés digital que están sufriendo algunas empresas, una reacción brusca y desorientada ante las nuevas tecnologías fruto del desbordamiento y desconocimiento sobre el uso de las mismas.

Todos somos conscientes de que estamos sumergidos en un tsunami digital sin retorno. La alta penetración de Internet móvil en smartphones y tablets cambiará en poco tiempo y de manera radical la forma de consumir. El mundo online y offline se entremezclarán y debido a la caída de las ventas son muchos los empresarios, conscientes de la revolución digital, que buscan en Internet un nuevo canal de visibilidad y de comercialización que les sirva de palanca de cambio y adaptación. Estas PYMES, que empiezan a sufrir los efectos del estrés digital, hacen lo posible por dar el salto a toda costa para meterse de lleno en ese nuevo mundo. Quieren desarrollar plataformas e-commerce, tener perfiles en redes sociales o crear aplicaciones propias, pero muchos olvidan que al igual que sucede en el mundo offline, en Internet es imprescindible la definición y desarrollo de una estrategia que nos permita llegar al público objetivo de forma rentable optimizando los recursos disponibles. Esa estrategia debe ser fruto de un periodo de formación y entrenamiento previo, de lo contrario, seremos presa fácil del fracaso digital, como dirigirme a un publico que no es el mío, dedicando tiempo a foros inútiles, logrando impactos negativos en mi reputación (¡cuidado con lo que publicamos!) o simplemente perdiendo un precioso tiempo que bien le hubiera venido a mi empresa tradicional.

La finalidad última de nuestra presencia en Internet debe ser VENDER. Nuestro trabajo debe ir dirigido a establecer nuevos canales o incrementar las ventas en la empresa “física” mediante la presencia online.

En principio el objetivo de todos es ese, el problema radica en convertir Internet en un entretenimiento para los momentos de poca carga de trabajo olvidándonos del objetivo final y bajando la productividad con actividades lúdicas como ver vídeos, opinar en terceros lugares, leer la prensa, etc. incluso aunque reconozcamos que en una empresa siempre hay cosas que hacer cuando no hay clientes.

Esto me lleva a preguntarme ¿Internet nos hace olvidarnos de vender tanto online como offline?. Necesitamos vender, no en vano junto a las profesiones tecnológicas la de ventas es una de las más demandas. Con una buena hoja de ruta establecida y una gestión adecuada, el negocio online puede ser muy beneficioso para nuestra empresa.

Fuente: http://www.puromarketing.com/

Anuncios
Posted in: Social Media