Mi empresa no está en Internet ni en las redes sociales ¿Qué me estoy perdiendo?

Posted on 4 febrero, 2012

0


Aunque pueda parecer casi impensable, todavía son muchas las empresas que no han dado el salto a las redes sociales e incluso permanecen distantes y ajena a la realidad que se acontence en el propio medio de internet. Por falta de conocimiento, creencias erróneas, falta de recursos o miedo a enfrentarse a una nueva realidad, muchas empresas están perdiendo el tren del progreso.

Pero… ¿qué nos estamos perdiendo al mantenerme nuestro negocio alejado de Internet y ausente de las redes sociales?

Conviene tener presente que en el momento actual la presencia de las empresas en los medios y redes sociales ha dejado de ser una opción. Cuando una marca no acredita sus perfiles sociales, genera automáticamente una ligera desconfianza, por lo que de igual forma y por ausencia, el no estar presente en internet o las redes sociales, puede no beneficiar a nuestra reputación.

Esta podría ser una de las primeras desventajas a lo que sumar a la evidente pérdida de competitividad y desconfianza asociada a esta “ausencia”.

Resulta obvio decir que la clave del crecimiento de los negocios aumenta cuanto también lo hace el número de clientes o el compromiso de estos hacia la propia marca o empresa.  Un aspecto que gracias a las redes sociales puede verse fortalecido.

Cerrar las puertas de Internet y las redes sociales es hoy un freno para nuestra empresa de tal magnitud, que supone una pérdida total de oportunidades, específicamente si desaprovechamos las muchas ventajas que se nos brindan a la hora de establecer nuevas relaciones y vínculos con los consumidores, clientes y fans de nuestra propia marca.

Mantener nuestro negocio ajeno a internet, a la evolución y actividad de este tipo de medios, nos impide obtener el feedback de nuestros clientes. Perdemos una gran oportunidad para conocer sus preferencias, opiniones, percepciones sobre nuestra marca, servicios o productos, … y sobre todo perdemos la capacidad para intermediar u ofrecer soluciones cuando estos manifiestan de forma abiertas sus malas experiencias.

Cuesta mucho conseguir una buena reputación y la confianza de un cliente, y cuesta muy poco perderlas. Ninguna marca o empresa está exenta de los problemas que puedan afectar a su propia reputación, y si este ‘mar de sangre’ comienza a extenderse a través de las redes sociales ante nuestra ausencia, tendremos mucho más difícil afrontar y acotar cada conflicto o problema debido a una menor capacidad de reacción.

No existe una razón para que cualquier tipo de negocio o empresa ignore por completo su casi obligada presencia en internet y las redes sociales. Hacerlo en la actualidad puede incluso transmitir que no estamos preparados, no somos competitivos, nos escondemos o tenemos miedo y sobre todo comprender que estaremos abocando al abandono de nuestros clientes, hacia marcas más competitivas, innovadoras y sociales.

Sin duda las redes sociales pueden ser un auténtico altavoz para las empresas y marcas, pero también pueden convertirse en poderosas herramientas para potenciar otras áreas y servicios de nuestros negocios como la propia atención al cliente.

Hoy, call centers y servicios de atención al cliente, se desarrollan en tiempo real y a través de la interacción social. Aportar el valor añadido de estos servicios que hoy nos demanda el nuevo consumidor social, será un imposible ante nuestra ausencia y presencia en este tipo de medios.

Si los consumidores están en Internet, si los proveedores están en Internet, si nuestra competencia está en Internet y nuestra marca no tiene presencia alguna en internet y las redes sociales, estaremos desaprovechando un sin fin de ventajas y posibilidades.

Las redes sociales pueden ayudarnos además a conocer como son los consumidores y seguidores más fieles de nuestra propia competencia. Analizar cuales están siendo sus problemas o carencias y si nosotros podemos ofrecer un productor o servicio diferenciado y de calidad que los convierta en nuevos clientes de nuestro negocio.

Finalmente, comprender que internet y las redes sociales no sólo es un campo de batalla se enfrentan en duelo todo tipo de empresas. También nos abre la posibilidad de generar o establecer nuevas sinergias, acuerdos y colaboraciones con otras empresas que pueden fortalecer nuestro propio negocio.

Estos aspectos y otros tantos pueden convertirse en puertas que nosotros mismos cerramos al crecimiento de nuestra empresa, en un momento en el que la coyuntura económica se afana en demostrarnos que el ciclo anterior colapsó. Hoy, las redes sociales son una realidad evidente e Internet el único medio que experimenta grandes cifras de crecimiento ¿Vas a cerrar las puertas al crecimiento de tu propia empresa o marca?

Fuente: http://www.puromarketing.com/

Anuncios
Posted in: Social Media