Lo que no se enseña en las escuelas de negocios sobre el branding

Posted on 4 febrero, 2012

0


Para convertir en reina a una marca, antes hay que sentarla en el trono del branding. Sin embargo, en el ascenso al trono, muchas marcas terminan perdiéndose en el camino por no disponer de un buen mapa. Y es que las rutas de brandingque los ejecutivos de las marcas aprenden en las escuelas de negocios son en muchos casos deficitarias. Para servirles de guía, Neil Patel recoge en QuickSprout seis lecciones de branding que no se aprenden habitualmente en las escuelas de negocios:

1. Por qué es la primera pregunta que deben hacerse las marcas
A la hora de aproximarse al branding, las marcas suelen comenzar respondiendo al qué y al cómo, dejando en último lugar el por qué. Sin embargo, esta estrategia no es siempre la más efectiva. Para hacerse realmente fuertes en el mercado, las marcas deben responder al por qué antes que al qué y al cómo. Ésta ha sido siempre la estrategia de Apple y eso es precisamente lo que la diferencia de sus rivales. El por qué de la existencia de Apple como marca (el desafío del status quo) ha sido siempre más importante que el qué (los ordenadores) y el cómo (el diseño).

2. No olvidar nunca el pasado
Da igual que una marca que tenga más de un siglo de vida o que sea una recién nacida en el mercado. Toda marca, por joven que sea, tiene una historia detrás que debe ser tenida en cuenta a la hora de planificar su futuro. Además, hay que saber comunicar adecuadamente esa historia tanto a los clientes como a los consumidores de la marca.

3. Crear un mercado propio
Dar el salto a un mercado en el que ya hay más actores, puede convertirse en una misión imposible para las marcas noveles. Para cosechar éxitos, hay que plantar la semilla en tierra virgen. Es el caso, por ejemplo, de Amazon, que apostó fuerte por los eReaders cuando los dispositivos de lectura electrónica eran sólo un concepto difuso en el mercado.

4. El objetivo del rebranding es evitar la confusión
Cuando una marca diversifica su negocio en dos más sectores y su nombre inicial no se ajusta a sus nuevas actividades, la mejor opción es el rebranding para ahorrar así equívocos a los consumidores. Es mejor reposicionar a tiempo la marca que confundir al cliente con sus diferentes productos.

5. Crear una gran experiencia de marca
En un mercado cada vez más competitivo en el que los productos son cada vez más similares entre sí, la clave para diferenciarse de la competencia es crear una gran experiencia de marca. Es la relación del marca con el cliente la que marca la diferencia y no tanto el producto.

6. Arriesgar
En el branding, como en la vida real, quien no arriesga no gana. Y arriesgar implica sorprender y hacer cosas que el cliente a veces simplemente no espera. Es el caso, por ejemplo, de la marca de whisky Jim Beam, que con más de 200 años sobre sus espaldas, está apostando por las mujeres como público objetivo.

Fuente: http://www.marketingdirecto.com/

Anuncios
Posted in: Social Media