Por qué los anuncios en Facebook y en Twitter no son comparables… todavía

Posted on 8 noviembre, 2011

0


Aunque resulta tentador contemplar a Facebook y Twitter bajo la misma etiqueta de “social media”y considerar que la publicidad en ambas plataformas es al fin y al cabo la misma, lo cierto es que los anuncios en uno y otro canal son difícilmente comparables.

Facebook ofrece oportunidades que Twitter no ofrece y viceversa. Los productos publicitarios de Facebook son más maduros, tienen una segmentación diferente y una presentación contextual en la web también muy distinta a la de los anuncios de Twitter.

En la actualidad, Twitter ofrece cuatro formatos publicitarios diferentes: las tendencias promocionadas, las tweets promocionados, las cuentas promocionadas, y los tweets a seguidores. Cada uno de estos formatos convierten a la famosa red de microblogging en una plataforma publicitaria única. Por ejemplo, las tendencias promocionadas son especialmente adecuadas para hacer llegar un mensaje publicitario a los usuarios que no son seguidores aún de una marca, mientras que los tweets a seguidores son útiles para convertir a los seguidores de una marca en clientes.

La plataforma publicitaria de Facebook lleva en marcha desde el año 2006, mientras que la de Twitter es mucho más joven y fue lanzada en 2010. Twitter es una “novata” en el terreno de la publicidad, mientras que Facebook ha alcanzado ya cierto grado de “pericia” en este sector.

Los cuatro productos publicitarios que Twitter tiene actualmente en el mercado están todavía en fase beta. Aun así, la plataforma publicitaria de Twitter, a la que hay que suscribirse previamente, tiene ya 1.600 millones de clientes desde su lanzamiento en abril de 2010.

Para dar fuelle a su red publicitaria, Twitter trabaja actualmente en una plataforma de autoservicio similar a Google AdWords en la que los anunciantes podrán pujar por determinadas palabras clave.

La plataforma publicitaria de Twitter sigue siendo hoy por hoy bastante limitada y sus anunciantes juegan, por lo tanto, en una liga completamente diferente a la de los anunciantes de Facebook. Para anunciarse en la red social de Mark Zuckerberg, hay que estar dispuesto simplemente a pagar sus tarifas publicitarias, mientras que para anunciarse en Twitter, hay que hacer primero una solicitud y esperar a la aprobación como socio publicitario por parte de la red de microblogging.

Al margen del tamaño de sus respectivas redes publicitarias, los anuncios en Facebook y en Twitter difieren también en cuanto al contexto. La publicidad en Facebook llega a una audiencia mucho más amplia que la de Twitter, simplemente porque la primera red social es mucho más grande que la segunda. Los anuncios en Twitter se segmentan de acuerdo con algoritmos diferentes a los Facebook y están más cercanos a la publicidad basada en búsquedas que ofrece en la actualidad Google, explica Lauren Dugan en Mediabistro.com.

Por ejemplo, un tweet promocionado aparece siempre en los primeros resultados de búsqueda cuando un usuario introduce palabras clave en el buscador de Twitter. Teniendo en cuenta que la red de microblogging genera casi 2.000 millones de búsquedas al día, esta fórmula publicitaria puede resultar más que atrayente para muchos anunciantes.

En Twitter, la publicidad no toma en realidad la forma de anuncios, sino de tweets. En Facebook, en cambio, los anuncios son siempre reconocibles como tales. Hoy por hoy, resulta imposible comparar las redes publicitarias de ambas plataformas, simplemente porque la de Twitter está aún “en pañales” y la de Facebook ha llegado ya a la edad adulta. Aun así, la publicidad en la red de microblogging pegará sin lugar a dudas el estirón en los próximos años y podrá entonces, quizás, mirar directamente a los ojos a la publicidad de su directo rival.

Posted in: Social Media