Community manager, la figura más influyente en la era del Social Media Marketing

Posted on 23 enero, 2012

0


En esta nueva era del Social Media Marketing, hay un profesional que resulta ser la figura excluyente entre todos: el community manager. Es cierto que planificar la estrategia es algo muy arduo y por ello no hemos de restar valor al trabajo de todo un equipo, pero si el Community manager falla, no habrá estrategia que valga.

El community management no es un simple rol adquirido. La gestión de redes y comunidades es una filosofía que requiere un líder fuerte, perspicaz, que sea capaz de guiar a las masas hacia su terreno, con mucha creatividad y persuasión.

Si planeamos una estrategia de Social Media pero el Community manager falla, por más excelente que sea la planificación el resultado será muy malo, y es por ello que debemos contar con una persona que las cualidades antes descritas, entre otras, para poder llevar el barco en el rumbo que plantea la estrategia en general.

¿Son importantes los Community managers o la marca puede valerse por sí sola?

La respuesta a esta pregunta es muy sencilla, la marca puede tener mucho renombre, pero si nadie gestiona su comunidad, responde dudas, realiza aclaraciones, ofrece soluciones y entretiene a los usuarios, la reputación que puede obtener la empresa tiene muchas posibilidades de ser negativa.

Las empresas deben estar en los medios sociales, pero es necesario contar y contratar una persona capaz de poder llevar las riendas de la comunicación de la empresa, ofreciéndoles las herramientas necesarias para que desarrolle su trabajo de la mejor manera como ser informes, habilitaciones para realizar concursos, sorteos y promociones, como también el acceso a herramientas de medición para poder elaborar informes y evaluar cómo va la campaña, si son necesarios cambios o qué es posible añadir.

Es indudable, las empresas necesitan un Community manager, pero ¿Cómo sabemos si este es realmente un profesional?

Hemos de comprender que la figura de un Community manager debe responder a la de un profesional apacitado para logra influir positivamente sobre múltiples aspectos relacionados con nuestro negocio, y conocer como funcionan los mecanismos que pueden ayudar a aumentar la visibilidad y la conciencia de marca, así como la gestión de la propia reputación en línea. Sin embargo, estos son sólo algunos aspectos que deben estar contemplados entre sus múltiples y diferentes conocimientos y sobre todo, entender que el Community manager será el máximo representante de nuestro negocio o marca en las redes sociales y no debe estar exento de la pasión y emociones que intentamos transmitir a clientes y consumidores.

Cada empresa debe encontrar su propio perfil de Community manager, en función de sus necesidades. A día de hoy podemos definir tres tipos diferentes: el operativo, el estratégico y el activador. ¿Cómo identificarlos?

El operativo se dedica a las empresas con fuerte presencia online, como pueden ser las de e-commerce. El trabajo del Community manager está integrado dentro de las responsabilidades del equipo de marketing, por lo que fija estrategias y acciones y desarrolla el contenido de valor.

El estratégico por su parte es que el que se dedica a los negocios off sin grandes presupuestos, como pueden ser las empresas B2B o las tecnológicas. Su trabajo aquí es definir e implementar las estrategias y en muchos casos será el responsable de optimizar el SEO y el SEM. En este caso se necesita un Community manager profesional que generalmente es free-lance.

Finalmente tenemos el community manager activador, que principalmente trabaja para empresas de gran consumo, generalmente off pero que cada día crece en importancia el modelo online. En su trabajo, implementa las campañas con cierto espacio para adaptar la estrategia con el objetivo de ser más eficaces, sin embargo, no desarrolla la misma pues hay un Social Media que ya la define.

¿Community manager, una figura anónima?

Cuando las empresas ya están a punto de lanzarse al mundo social, debe responderse algo muy importante: ¿debe el Community manager responder a la figura de un empleado reconocible o a la de una figura anónima? Esta es sin duda una cuestión relevante dadas sus implicaciones, beneficios y ciertos peligros.

Hay canales donde se requiere más personalización, como ser Twitter o blogs. Facebook en cambio, se presta para el anonimato. El humanizar las marcas es importante y siempre que estemos de acuerdo con la estrategia, lo mejor es darles personalización, pues cuando la identificación de la marca con el Community manager es totalmente visible, la organización puede beneficiarse de la identidad del gestor. Sin embargo, si tenemos muchos community managers gestionando una cuenta, esto puede resultar perjudicial a menos que se haga público quién es el que responde en ese momento.

La labor de un community manager es fundamental para la gestión online de las empresas, pero no podemos esperar magia de ellos pues requieren ciertas herramientas que deben serles ofrecidas para que pueda llevar a cabo toda la estrategia y alcanzar los objetivos trazados.

Fuente: http://www.puromarketing.com/

About these ads
Posted in: Social Media